Quieren revelar quién es el espía que fichó vecinos y periodistas en Esquel PDF Imprimir Correo
Esquel

Quieren revelar quién es el espía que fichó vecinos y periodistas en Esquel.

 

Fiscalía pedirá ser relevada del secreto para difundir el nombre de quien ejecutó inteligencia ilegal y ofreció datos, dijo el procurador general Jorge Miquelarena.

El procurador general Jorge Miquelarena afirmó ayer que en los próximos días pedirá que se releve al Ministerio Público Fiscal de mantener el secreto sobre la identidad del personal de inteligencia que presentó fichas de vecinos de Esquel “marcados” por su participación en distintas actividades.

Miquelarena dijo ayer a Jornada que “no tenemos absolutamente ningún tipo de problema en revelar la fuente de la persona que nos trajo la información, en la medida que seamos relevados del secreto que nos impone la ley 25.520”. Recordó que dicha norma prohíbe dar a conocer la identidad o mostrar imágenes de las personas que se desempeñan en organismos de inteligencia del Estado nacional.

El caso tiene como génesis la investigación por la usurpación de tierras en la zona de Leleque. En el marco de ese expediente se conoció días atrás la existencia de fichas en las cuales se identifica por actividad y pertenencia social, política e ideológica a un grupo de militantes sociales y periodistas de Esquel, pero la Fiscalía de esa ciudad informó que el material no fue producido por ese organismo, sino que fue aportado espontáneamente por una persona que integra un organismo nacional con autonomía en todo el país. Y que estaban impedidos de dar a conocer la identidad de la persona.

El procurador Miquelarena avaló los dichos de los fiscales generales Fernando Rivarola y Fernanda Révori, como así también los comunicados del Ministerio Público Fiscal. En ese sentido la máxima autoridad del MPF aseguró que quien aportó las fichas “es una persona que fue más de una vez a la Fiscalía hasta que lo atendieron, y la vez que lo atendieron manifestó tener cierta información que podía ser de interés para la investigación, y así fue como la copia en la computadora de uno de los fiscales y se fue; esta entrevista está filmada, no tenemos absolutamente ningún de problema en revelar la fuente de la persona que nos trajo la información, en la medida que seamos relevados del secreto que nos impone la ley 25.520”.

Miquelarena recordó que están impedidos de revelar la identidad de quien aportó esa información, y adelantó que “desde la Procuración vamos a generar todas las acciones necesarias a partir de las semana que viene para poder ser relevados de esta reserva y poder revelar la fuente”.

También indicó el funcionario judicial que otra alternativa es que “se haga una presentación a la Justicia Federal para que investigue el episodio, pero estoy hablando concretamente de poder conseguir la venia de las máximas autoridades para poder revelar la fuente de la persona que trajo esta información, que fue presentada en forma espontanea, porque el Ministerio Público Fiscal nunca pidió nada”.

Miquelarena dijo que quien aportó esta información concurrió al menos una vez ante la Fiscalía antes de entrevistarse con el fiscal. Y que está registrada la entrevista que tuvo con uno de los fiscales.

El titular del MPF explicó que “en el marco de una investigación preliminar conocida como episodio de la usurpación, se fue recibiendo una serie de información de distintas fuentes, y dentro de toda la información aparece una persona que aparentemente dice ser miembro de la fuerza de inteligencia, y le dice a los fiscales que tiene cierta información para brindar, que puede ser de interés para la causa, sin hacer ningún tipo de reserva ni de aclaración de qué información se trataba”.

Según indicó el procurador el material fue copiado desde “un CD o un pen drive a la computadora de uno de los fiscales”. La información aportada no fue analizada ni evaluada por cuestiones de tiempo. “De hecho no formaba parte del legajo de la causa, no había sido controlada, entonces cuando se presenta la defensa por una cuestión de absoluta buena fe procesal, se le copia a la defensa toda la información y se le entrega; a partir de ahí es que nos desayunamos del contenido de una de las carpetas, donde aparecían estas fichas”.

El propio Miquelarena reconoció que “cuando nos anoticiamos, manifestamos nuestro más absoluto y total repudio a este tipo de prácticas”. El funcionario judicial indicó además que desde el ámbito a su cargo “no trabajamos con los servicios de inteligencia, por lo menos no con este tipo de cuestiones; si con todo lo que tiene que ver con las intervenciones telefónicas que siempre estuvieron en la órbita del servicio de inteligencia hasta hace poco que pasaron a manos de la procuración”.

“No interferimos”

Por su parte, el ministro de Gobierno, Javier Touriñán, consultado ayer sobre la situación derivada de la investigación de usurpaciones en campos de la zona cordillera, aseguró que “es un tema en el que está la Fiscalía y la Defensoría, nosotros estamos ajenos a ello”.

El funcionario provincial indicó que “debería informar el Poder Judicial directamente, hay que ver cómo se desarrolla en el ámbito donde se está investigando”.

Touriñan aseguró “nosotros no interferimos ni tenemos vínculo con ello; en realidad estamos expectantes a ver que se resuelva”.

 

 

 

 

 

 

Fuente: Diario Jornada

Quieren revelar quién es el espía que fichó vecinos y periodistas en Esquel