Trelew: ya incautaron 40 mil litros de alcohol que se vendían ilegalmente PDF Imprimir Correo
Trelew

Trelew: ya incautaron 40 mil litros de alcohol que se vendían ilegalmente.

 

Fue en operativos en comercios que vendían fuera del horario establecido y en casas que lo hacen de manera clandestina. Un promedio de mil litros de bebidas alcohólicas son decomisados con autorización del Tribunal de Faltas de Trelew en cada uno de los operativos para controlar el cumplimiento de la ordenanza que establece el horario en el que se pueden comercializar estos productos.

El dato fue confirmado por Marcelo Gélvez, titular del Juzgado de Faltas. Aseguró que desde que está en vigencia la norma que prohíbe comercializar alcohol entre las 23 y las 9, se han realizando entre 30 y 40 procedimientos, con el auxilio de la Policía y la justicia ordinaria. Si bien la tarea se direcciona a los comercios, una importante cantidad de decomisos fueron en casas particulares que de noche se dedican a la venta de alcohol.

“Como reza el viejo dicho, hecha la ley, hecha la trampa”, dijo Gélvez al explicar de qué manera se burla en Trelew la ordenanza que fija un período de veda para la venta de alcohol de 23 a 9 del día siguiente. “Los controles comenzaron a realizarse con una investigación previa en los comercios que expenden alcohol fuera del horario permitido, o bien en casas particulares”. Gélvez aseguró que “lamentablemente tengo que decir que hubo más de 30 0 40 allanamientos en estos últimos años y, como esto se realiza a partir de investigaciones de la Policía, sea de la Unidad Regional o de otras brigadas, siempre dan positivo”.

El juez de Faltas explicó que en cada operativo se incautan en promedio unos mil litros de bebidas alcohólicas. “A veces es menos, 600 o 700 litros, pero tuvimos operativos con más de dos mil litros incautados”. Los operativos nocturnos comprenden de dos a tres allanamientos ordenados por la justicia ordinaria en distintos barrios, algunos en comercios habilitados y otros en casas particulares donde se venden bebidas.

“La modalidad es el secuestro de todas las bebidas, envases y demás, se confirma el decomiso y se autoriza a la Policía a canjear esa mercadería en una distribuidora por leche, jugos, galletitas para que se puedan distribuir en instituciones de bien público”, indicó Gélvez sobre el destino que se da al material incautado. En el caso de los decomisos en viviendas particulares “no se devuelven los envases porque estaríamos contradiciéndonos y facilitando para que vuelvan a reincidir. En el caso de los comerciantes la primera vez se les devuelven, pero si reinciden ya no”.

Gélvez destacó el compromiso de la Policía y de los jueces de Garantías. “En comercios cerrados o viviendas particulares el juez de Faltas no tiene facultades para un allanamiento, por eso una vez iniciada la investigación e individualización del local o casa, se acompaña un DVD con imágenes donde se observa in fraganti la comisión de la infracción, la hora en que se realiza, y cumplido esto el tribunal de Faltas es quien recibe los pedidos y si cumple los requisitos se eleva al juez de garantía de turno para que libre la orden de allanamiento”.

En cuanto a la prevalencia de los comercios o viviendas particulares en la infracción, “lamentablemente es parejo. Muchas veces en comercios de barrio el negocio está cerrado pero en una casa lindante, muchas veces particular, se efectúa este tipo de venta”. A la hora del descargo ante la autoridad los involucrados “ponen frente a todo y como argumento principal la cuestión económica y que esta es la forma que encontraron para tener un ingreso”.

El juez aseguró que “quienes cometen este tipo de infracción municipal, en realidad contribuyen a la comisión de delitos. Si bien son familias que utilizan esta práctica con fines de lucro y para solventar gastos, es hora de que se tome conciencia de que ese supuesto beneficio propio está contribuyendo también a la situación de inseguridad”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente. Diario Jornada

Trelew: ya incautaron 40 mil litros de alcohol que se vendían ilegalmente