Hernández elogió el funcionamiento del sistema de salud en Comodoro Rivadavia durante la catástrofe climática. PDF Imprimir Correo
Escrito por Diario   
Miércoles, 10 de Mayo de 2017 18:03

HERNANDEZ

 

El ministro de la cartera sanitaria chubutense efectuó declaraciones tras reunirse con diputados provinciales en la Legislatura.

 

 

El ministro de Salud, Ignacio Hernández, mantuvo este miércoles en la Legislatura del Chubut una reunión con el vicegobernador Mariano Arcioni y diputados de los distintos bloques, respondiendo a una convocatoria realizada por los legisladores, donde destacó el muy buen funcionamiento del sistema sanitario provincial y de la sala de situación epidemiológica que se conformó en Comodoro Rivadavia durante la catástrofe climática.

En el encuentro dialogaron sobre distintos aspectos de la actual situación sanitaria de la provincia, concurriendo el ministro Hernández acompañado por el subsecretario de Gestión y Coordinación de Recursos, Miguel Arnaudo.

Tras la reunión con los legisladores provinciales, Hernández señaló que “básicamente (los diputados) querían saber cuál era nuestra opinión sobre el tema residuos patogénicos en Trelew, pero además de esto después estuvimos charlando un poco de lo que fue la catástrofe de Comodoro Rivadavia y la Meseta, y de otros temas puntuales como la provisión de agua segura en la zona del valle y la situación del Pami en la provincia”. Consideró el ministro que “siempre es positivo hablar con los diputados y contarles lo que pensamos y además que ellos nos planteen sus inquietudes”. 

RESIDUOS PATOGÉNICOS EN TRELEW

Con respecto al primer tema, el ministro de Salud indicó: “Nosotros somos usuarios del sistema, los que más residuos aportamos, y por lo tanto lo que vamos a necesitar, cuando ya esté concesionado el sistema, es juntarnos a charlar con la empresa para ponernos de acuerdo”.

“Está en el ánimo del Ministerio de Salud que se pueda seguir funcionando como hasta ahora”, dijo y reconoció que las tarifas estaban desactualizadas y es necesario discutir y reconfirmar los valores del servicio.

CONTROL Y RELEVAMIENTO DEL AGUA

Sobre la problemática del agua, Hernández explicó que “nosotros tenemos una Dirección de Salud Ambiental que se encarga de ver la calidad del agua de toda la provincia, no solamente del valle”, de modo que remarcó que “permanentemente nosotros hacemos el relevamiento de las condiciones del agua en las escuelas y los centros de salud y eso nos permite tener el informe de qué calidad de agua está consumiendo la población en la canilla de su casa, lo cual es un dato muy importante”.

En ese contexto informó que “el relevamiento que hemos hecho ha sido satisfactorio y cuando surge algo rápidamente lo corregimos, así que la comunidad de toda la provincia del Chubut se puede quedar muy tranquila que los controles son muy buenos y en estos momentos no tenemos inconvenientes en el consumo de agua”, resaltó.

Además, el ministro de Salud valoró que durante los días que hubo dificultades en la provisión de agua potable en la zona del valle, “nosotros le estuvimos comunicando permanentemente a la comunidad, a través de los medios y de nuestros efectores sanitarios, la necesidad de hervir el agua o directamente, en caso de tener acceso, consumir agua envasada, entre otras cosas”.

“El balance ha sido positivo, porque realmente no hemos tenido casos de gastroenteritis superiores a los de la media anual”, precisó.

ELOGIO DE LA TAREA SANITARIA EN COMODORO

Por otro lado y en relación a lo abordado con los diputados, el ministro de Salud del Chubut indicó que “me pidieron que les cuente cómo había funcionado el sistema sanitario en Comodoro Rivadavia durante la catástrofe climática”.

Señalando al respecto que “la tarea que se hizo realmente fue muy buena: no hemos tenido brotes, no hemos tenido complicaciones graves, las complicaciones que hemos ido teniendo se han ido subsanando y hemos tenido el apoyo de una sala de situación epidemiológica que ha trabajado realmente muy, pero muy bien, y que nos dio la posibilidad de no solo de ir solucionando los problemas del día a día, sino mirando hacia el futuro”.

“De hecho –agregó-, hoy por hoy sigue funcionando la sala de situación epidemiológica en Comodoro Rivadavia, tenemos armada toda la estrategia de trabajo para el año y el equipo epidemiológico de la provincia y el local están trabajando realmente muy bien”, sostuvo.

DURAS CRÍTICAS A PAMI

Por último, Hernández se refirió en términos muy críticos a la situación de Pami en Chubut y manifestó que dicha obra social nacional “se ha quedado prácticamente en la provincia sin efectores privados, sobrecargando a nuestros hospitales y, lo que es peor, comprometiendo las respuestas a los abuelos”, por lo que reclamó que “necesitamos que tenga un nivel de operatividad y un protagonismo mucho más importante”.

“Se apuntó muy alto y, a veces, cuando uno apunta demasiado alto se cae rápidamente. Creo que hay que hacer una construcción racional, empezar a consolidar los sistemas, el primer, el segundo y el tercer nivel. Hay que ir reforzando y trabajando, y no pensando en modificar el sistema en un giro de 180 grados, porque muchas veces cuando somos tan pretenciosos y, después de tantos años de dificultades con el Pami, nos quedamos por ahí sin hacer absolutamente nada”, sostuvo Hernández.

“Creo que el Pami ya demostró que la forma de funcionamiento a nivel nacional ha fracasado y ha fracasado por años. Hace décadas que ha demostrado que el sistema prestacional ha quedado caduco, que no sirve y creo que hay que reformularlo. Debería ser una discusión de fondo que debería tomar Nación, porque realmente no podemos seguir en esta forma”, concluyó.