Salud y Educación informaron que el cierre de instituciones educativas no tiene fundamento sanitario. PDF Imprimir Correo
Escrito por Diario   
Jueves, 29 de Junio de 2017 17:50

Salud y Educación informaron que el cierre de instituciones educativas no tiene fundamento sanitario

 

Lo hicieron mediante un comunicado conjunto, en el que también resaltan la importancia de que en el actual contexto la población intensifique las medidas de prevención generales.

 

El Ministerio de Salud, que conduce Ignacio Hernández, y el Ministerio de Educación del Chubut, que conduce Gustavo Castán, informaron este jueves mediante un comunicado conjunto que la suspensión de actividades y el cierre de las instituciones educativas no es la medida sanitaria correcta para la actual situación epidemiológica, caracterizada por una mayor circulación viral de Influenza.

A su vez, ambos organismos coincidieron en resaltar la importancia de que la población intensifique las medidas de prevención generales, dentro de las cuales se encuentra la vacunación antigripal de los grupos de riesgo establecidos por el Calendario Nacional de Vacunación, para reducir la propagación de la gripe.

VACUNACIÓN ANTIGRIPAL

En primer lugar, se recordó que los grupos que deben aplicarse la vacuna antigripal son: todo el personal de salud; todos los niños de 6 a 24 meses; todas las embarazadas (en cualquier trimestre de la gestación, incluso si se vacunaron el año anterior); todas las mujeres puérperas hasta el egreso de la maternidad (si no se vacunaron durante el embarazo); todas las personas mayores de 65 años; y todas las personas entre 2 y 64 años que posean enfermedades crónicas o algún factor de riesgo para Influenza, que deberán concurrir con indicación médica.

Además, los dos últimos grupos también deben vacunarse contra el Neumococo.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN GENERALES

Asimismo, se puso especial hincapié en que la población cumpla con las siguientes medidas de prevención: cubrirse nariz y boca con un pañuelo o el pliegue del codo al toser o estornudar; lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, promoviendo especialmente este hábito en los niños, tanto en la escuela como el hogar; y mantener la limpieza de superficies, particularmente en lugares o elementos que sean de uso público (mesas, computadoras, picaportes, perillas de encendido de luces, teléfonos, barandas, utensilios, baños y cocinas, etc.).

A su vez, se indicó la importancia de airear y ventilar los ámbitos concurridos, aún con temperaturas bajas; de tirar a la basura los pañuelos descartables inmediatamente después de usarlos, higienizándose las manos luego de ello; y de no compartir vasos, bombillas y cubiertos.