Dos torres de vigilancia para la detección temprana de incendios fueron habilitadas en la cordillera. PDF Imprimir Correo
Escrito por Diario   
Lunes, 16 de Enero de 2017 15:41

Dos torres de vigilancia para la detección temprana de incendios fueron habilitadas en la cordillera.

 

Vuelven a funcionar después de varias temporadas fuera de actividad y fueron colocadas en el valle de Epuyén y en la subida del camino a Puerto Patriada, con vista a El Desemboque, a Cerro Radal y a un sector de Río Turbio.

 

La Subsecretaría de Bosques del Chubut, dependiente del Ministerio de la Producción que conduce Pablo Mamet, puso en funcionamiento dos nuevas torres de observación en la zona noroeste de la provincia para fortalecer de esta manera el sistema de detección temprana de incendios y el monitoreo. 

La gestión que encabeza el gobernador Mario Das Neves lleva adelante un plan estratégico para la prevención de los siniestros forestales, el cual contempla la reasignación de recursos, la entrega de aportes económicos a municipios, trabajos en terreno, mejoras para brigadistas y la incorporación de elementos, por ejemplo.   

En ese marco, días atrás el Servicio Provincial de Manejo del Fuego habilitó dos nuevas torres de vigilancia para hacer más efectivo el sistema de detección temprana de incendios y monitoreo en la región noroeste del Chubut. Las mismas vuelven a funcionar después de varias temporadas fuera de actividad.

Desde la Subsecretaría de Bosques a cargo de Leonardo Aquilanti informaron que en poco tiempo más operará una tercera torre de observación. Para la construcción y colocación de las tres se invirtió 150 mil pesos. Todo en sintonía con las acciones que desarrolla el Gobierno Provincial para mejorar las condiciones de los brigadistas y los medios para el combate del fuego. 

Alcances de la detección temprana
Es preciso mencionar que la detección temprana es fundamental para reducir las áreas afectadas por incendios y economizar gastos operativos merced a un eficiente y oportuno trabajo de combate. Las nuevas torres -construidas con madera revestida- son instaladas sobre cerros desde los cuales el personal vigila un amplio radio de zona boscosa utilizando prismáticos.

En cuanto el torrero detecta una columna de humo comunica la novedad a la base de Brigada más cercana a fin de que despache en forma inmediata los recursos para el ataque inicial. En esta oportunidad las estructuras están instaladas en el valle de Epuyén y en la subida del camino a Puerto Patriada, con vista a El Desemboque, a Cerro Radal y a un sector de Río Turbio.

Dos torres de vigilancia para la detección temprana de incendios fueron habilitadas en la cordillera.
 
 

acuerdo federal minero