La Sexualidad en la Mujer Madre PDF Imprimir Correo
Ahora Mujer

La Sexualidad en la Mujer Madre.

 

La expresión mujer-pulpo proviene de un molusco con ocho brazos independientes, que logra, al mismo tiempo y con cada uno, hacer algo diferente y cuasi perfecto.  Dicen que tiene seis brazos para manipular objetos y dos patas para trasladarse.

De todas formas, ocho o seis brazos, resume el concepto de Multitasking. Féminas que hacemos de todo, todo junto y a la vez.

Así estamos las mujeres 2015. Cada vez más obligaciones, responsabilidades, actividades. Los niños, la casa, el trabajo, las compras del supermercado, el gimnasio y sesiones de estética para mantenernos en forma, vernos bien. Por supuesto, la pareja no queda de lado, pero no siempre se le deja el espacio necesario para que sobrevuele tanto stress.

Cuando aún no hay niños dando vueltas es más simple. La pareja sin hijos no planea sus encuentros sexuales. Cuándo, dónde, cómo. Todo se puede elegir: En el dormitorio, en la cocina, el living, patio, arriba de la mesa. La bañadera con horas interminables de espuma, velas encendidas y aromas por doquier. Desnudos a cualquier hora, los jadeos… todo vale y está permitido. Aunque tengamos mil obligaciones, los espacios libres los armamos conforme nuestras ganas. El sexo espontáneo es fantástico, porque estamos juntos cuándo y de la forma que realmente imaginamos. Todo ese erotismo se corresponde con el Deseo.

Ahora bien, la mujer-pulpo-madre es otro tema.  Nada fácil ya establecer el momento para la relación. No existe más el “teagarrocuandoquiero” porque un hijo lo modifica todo y aunque es maravilloso porque nos transformó en familia, lógicamente los encuentros serán diferentes.

Cuando es recién nacido, los momentos donde finalmente queda dormido, estamos tan agotadas que sólo pensamos en dormir! Sumado a nuestra vuelta al trabajo, el esquema corporal modificado y tantas emociones que siguen invadiendo cuerpo y mente como torbellino. Cuesta conectarse nuevamente con la seducción y el ser Mujer sexual.

Cuando crece, lunes a viernes llevarlo al colegio, ni hablar si son dos o más. Revisar mochilas, viandas, guardapolvos, tareas! La oficina de 8 a 17 hrs. En el medio repasar la lista de prioridades para no olvidarse de nada y fácilmente enloquecer. Fútbol, cumpleaños, médicos, ropa, amigos que se invitan, la lista es interminable pero calza perfecto en un Excel. Si queda algún casillero libre, sumamos alguna clase de gym, la peluquería para retocar las raíces y claro sí: Él.

Queda espacio? Dónde su ubica la pareja? La relación se acomoda en otro nivel. En un comienzo cuesta y mucho! Ambos deben comprender que el juego sexual y su encuentro serán totalmente diferentes, pero es fundamental no abandonarlos para ver la pareja crecer.

No hay que asustarse porque la relación migra. Es entendible que todo cambie cuando pasamos de dos a tres…

Aunque seamos “pulpo” y podamos con todo, el chip de madre difiere tanto con el de mujer-amante, que no es tan simple cambiarlo en los minutos que el niño se durmió o se fue a alguna actividad. De Súper Madre a Mata Hari. Cómo reencontrarse y seducir?

El varón puede ayudar en gran parte. Dejarle algún mensaje hot en el celular mientras está en la oficina. Rozarla casi sin querer mientras cocina para la familia y susurrarle al oído lo que planea hacerle cuando todos se duerman, le recuerda que sigue siendo atractiva y deseable. Halagarla y mimarla un poco más que de costumbre, no fallan! Las mujeres necesitamos esa previa diaria para que los minutos que se presentaron a solas realmente rindan y se disfruten bien.

Sumar algún lubricante con l´arginina que potencia nuestro deseo rápidamente, lencería abierta para estar lista cuando surja ese juego. Cosmética sensorial  con pheromonas para despertarnos a la atracción. Condimentos simples pero efectivos que sirven de disparadores para el reencuentro.

Si el núcleo familiar lo permite (una abuela, tía o alguien de confianza que se quede unas horas en casa), establecer un día para los dos fuera del domicilio, como una actividad recetada. No es necesario que sea un encuentro en el Hotel, simplemente un encuentro cómplice, donde volvemos a ser los dos sin interrupciones. Conecta y nos enciende!

 

 

 

Mariela Tesler

Directora de Isabellina

www.isabellina.com.ar

@isabellinatwtm

Instagram: marie_tesler

 
 

acuerdo federal minero